CORRER POR ALGO MÁS QUE KILOMETROS.

Categories EditorialPosted on

“Los cinco dedos separados son cinco unidades independientes. Ciérralos y el puño multiplica la fuerza. Ésta es la organización.” (James Cash Penney)l

Correr es tal vez el deporte que se puede realizar más fácilmente, lo que necesitas son simplemente unos tenis y eso es todo, tu defines la distancia y el tiempo, no requieres un manual que te diga cómo empezar a mover un pie y otro, pero ante esta inminente facilidad de correr, hay todo un mundo atrás.

En nuestro país como en el mundo entero Correr se ha vuelto una de las actividades que abarca todo un mundo propio,  están los aspectos sociales, correr con amigos y/o formar parte de un grupo, que nos permita sentirnos parte de una comunidad, los aspectos económicos, ya que correr se ha vuelto una industria muy redituable una industria que va en aumento, en ella convergen gentes de distintas economías y extractos sociales  arropados bajo una misma bandera, “el running”  (traducido de su vocablo en inglés) Están también los aspectos de salud, y toda la gama de enfermedades que pueden prevenirse tomando un par de zapatos de correr y empezar a hacerlo, y no solo prevenirse, esta comprobado que el correr mejora la calidad de vida y la salud de una persona con determinadas enfermedades en ciertos casos y por ultimo están los aspectos tecnológicos y el impacto que ha tenido la tecnología en el deporte, desde las apps que pueden medir el desempeño hasta la tecnología de punta utilizada en la fabricación de ropa, calzado  y accesorios para correr.

Pero uno de los aspectos que también han surgido a partir de correr es el correr con causa, que dicho sea de paso es uno de los pocos deportes que permite hacer esto libremente, no es como cuando se organiza un partido de fútbol a beneficio en donde deben alinearse muchas condiciones, para correr por una causa solo necesitas tener la intención, hacerlo y empeñarte en conseguir el objetivo.

Hay cientos de carreras con causa a lo largo y ancho del planeta, para recaudar fondos para instituciones o personas que necesitan de un apoyo.

Correr por una causa se ha hecho cada vez más popular por dos razones principales. La primera es que les permite a atletas de todo tipo ganar dinero para una causa a la que apoyan, y esto les da una razón para entrenar y cumplir su meta.

Yo he sido corredora por casi todo mi vida, y tuve como todos en algun momento mi euforia de correr y coleccionar medallas, con el paso del tiempo mis prioridades cambiaron, quería correr pero ya no me era tan importante tener una medalla o una camiseta, deje de ir a carreras, y fui mas selectiva con las carreras en que participaba. Tengo que aclarar que no estoy en contra de que las empresas trabajen y hagan negocios  organizando carreras u otros eventos deportivos, de hecho eso de alguna manera crea empleos y fomenta la economía, pero me pareció que ya no me llenaba lo suficiente, además de que en algunos casos su costo era excesivo,  esto pasa conforme vas madurando y tus prioridades van siendo diferentes, y empiezas a practicar el desapego a las cosas materiales, hoy en día lucir un medallero colgado no es importante para mí pero respeto a quien le gusta y le causa orgullo.

Así que ahora en esta etapa de mi vida me gusta participar en carreras o eventos deportivos que llevan una causa y un beneficio ya sea económico o de difusión para un colectivo o una persona o una localidad.

Llegar y cruzar la meta de cualquier carrera en la que se participe siempre genera una gran satisfacción, pero correr no por una medalla, no por un premio, correr no solo por juntar kilómetros sino correr por algo que llena tu corazón da un propósito a la vida de quien lo hace, y da un propósito a cada entrenamiento.

Como parte de esta filosofía, correré el próximo febrero en el maratón del Sahara, un maratón que se corre en el desierto, y la finalidad es darle difusión al problema de la gente que vive exiliada de su país el Sahara Occidental y que lleva más de 40 años viviendo en campos de refugiados.

¿Quieres conocer más de este país tan remoto y poco conocido?

Acompáñenme en esta aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *