PERSONAS QUE INSPIRAN.

Categories Motivación, Personas que inspiranPosted on

“No es la discapacidad lo que hace difícil la vida, sino los pensamientos y acciones de los demás”

He tenido oportunidad de que llegara a mis manos una invitación para asistir a la primera pasarela de modelaje incluyente, ALL INCLUSIVE RUNWAY.

La primera pasarela de modelaje en donde convergen Diseñadores y modelos con discapacidad.

Tuve oportunidad de leer acerca de los modelos que se presentarían y el proyecto y no dude en arreglar mi día para estar ahí, la cita fue en el bello escenario de la fuente de Xochipilli en el Bosque de Chapultepec, que lugar más adecuado para que la naturaleza y la pasión por la vida se dieran cita.

Como en cualquier otro desfile las mujeres asisten perfectamente arregladas, debo confesar que es la primera vez que asisto a un desfile de modas, para ser franca a veces he considerado estos eventos un poco frívolos, sin embargo, yo sabía que este iba a ser algo diferente.

Cambiando Modelos es un proyecto creado por Silke Lubzik una mujer encantadora y madre de un niño adorable, mientras la escuchaba hablar en la apertura de la pasarela se puede distinguir a una mujer fuerte y muy querida, en una entrevista que le hicieron leí que comento “Gracias a mi hijo con síndrome de Down inicie el proyecto de Cambiando Modelos” con la finalidad de promover que se deje de ver la discapacidad y se vea a la persona.

Esta frase me encanto: “con la finalidad de promover que se deje de ver la discapacidad y se vea a la persona”

Porque no solo en el ámbito de la discapacidad sino en muchos otros pareciera que la persona desaparece por debajo de los “títulos” con los que los nombramos algunas veces y que a veces tienen más peso.

La pasarela dio inicio con varios agradecimientos y presentaciones entre ellos el momento de presentar a la diseñadora, Isabella la primera diseñadora de moda con sindrome de Down. Sus diseños fueron exhibidos en el International Fashion Showcase de la semana de la moda de Londres en 2016. Isabella es la más joven de cuatro hermanos, tiene 22 años, nacio en Guatemala, cuando la vez lo primero que puedes notar es su sonrisa y el derroche de alegría que hace. He leído que ella mostró talento desde niña dibujando y haciendo ropa para sus muñecas al concluir el bachillerato en Ciencias y Letras, aplicó para estudiar moda, pero fue rechazada debido a su síndrome de Down. Finalmente fue admitida en un centro escolar.

Entre los modelos, la pasarela conto con la participación de Michel Muñoz, corredor y paratleta de remo que salto a las redes en el maratón de la ciudad de Mexico en el año 2018 y que recorrió la distancia del Maratón impulsado por sus manos sobre una patineta.

@michelm_real

@aquetzalli.lemus es otra de las modelos, cuyo lema SER DIFERENTE ESTA BIEN, la vi cruzar la pasarela con una mirada llena de orgullo.

También me encanto algo que leí en su cuenta “Me encanta verme tan feliz, fuerte y plena. Hagan lo que sea necesario para recordar los mejores momentos y luego asegúrense de creer que vendrán mejores, porque así será.”

Cuando los modelos empezaron a desfilar por la pasarela teniendo de fondo la fuente de Xochipilli, hacia un día esplendoroso, el sol brillaba y el calor humano y la energía positiva se podía sentir en el ambiente, los varios fotógrafos que se dieron cita para el evento no paraban de disparar sus cámaras ante cada uno de los modelos que orgullosos  portaban cada una de las prendas, y los aplausos no cesaban cuando veías recorrer en la “pasarela” a cada uno, modelos invidentes, modelos con prótesis, modelos sin algún miembro del cuerpo, modelos con síndrome de Down, mostrando la prenda que les tocaba portar pero sobre todo mostrando al mundo una imagen de la discapacidad distinta.

Yo veía a hombres y mujeres fuertes y empoderados, mostrándose como son, valientes, y sonrientes diciéndole al mundo este o esta soy yo con mi discapacidad, que por circunstancias de la vida me toco, pero aquí estoy haciendo lo que me corresponde para contribuir a dejar un mundo mejor. En ese momento me quedo claro que no es la discapacidad lo que te hace difícil la vida, sino las barreras que pone la sociedad.

La discapacidad no es selectiva cualquiera puede sufrirla por eso debemos ser empáticos con ella, mi abuela materna a quien yo quería mucho murió hace varias décadas, pero en los años sesenta perdió la vista, los últimos 15 años de su vida estuvo ciega, esa época no era común ver gente invidente en las calles, y recuerdo que cuando yo caminaba con ella por la calle sentía como la gente me miraba de forma extraña, ella no se enteraba pero yo sí, tenía unos diez años y no entendía porque los niños y otras personas nos veían raro, la gente no salía por temor al rechazo y a no poder desenvolverse en un ambiente poco incluyente, desde la infraestructura de las comunidades hasta el rechazo social.

La discapacidad no es un problema solo de quien la sufre o de sus familias, sino de toda la sociedad, la sociedad no sabemos vivir con miembros diferentes.

 Afortunadamente eso está cambiando un poco la gente con discapacidad ha tenido mayor inclusión en la vida diaria, pero aún falta mucho, muchísimo por hacer.

 Cuando termino el desfile no sé los demás, pero yo salí con un aire renovado y esperanzador, con una dosis de impulso agradecida con la vida y agradecida que existan personas que nos inspiren, nos enseñen y nos recuerden que “La discapacidad no está en las personas faltas de una parte de su cuerpo, esta en la mente de muchas que se dicen sanas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *